El Mejor Centro de Rehabilitación de la Región

TRABAJO SOCIAL Y ADICCIONES

Home > Nuestro Blog > TRABAJO SOCIAL Y ADICCIONES

TRABAJO SOCIAL Y ADICCIONES

Definición

Según la Dirección de Salud Mental (2012) la adicción es la: “Relación que se establece entre una persona y un objeto, que genera un cúmulo de tensión en la persona, que es aliviada con la obtención de dicho objeto; se da en un contexto cultural y familiar y va produciendo una progresiva pérdida de grados de libertad”.

A partir de esta definición, se puede afirmar que el desarrollo de la adicción es determinado por factores tanto personales como medioambientales (psicológicos, familiares, culturales, sociales, etc), siendo esta un problema con múltiples causas relacionadas entre sí. De este modo, se hace indispensable la intervención multidisciplinaria que cause un impacto tanto en el individuo como en su entorno.

Acercamiento

Así, el desempeño del trabajo social se da dentro de las complejas y numerosas relaciones entre las personas y sus ambientes. Constituyéndose en agentes de cambio en la vida de las personas, familias, comunidades y sociedades.  Media en aquellas situaciones que causan desequilibrios con el entorno social utilizando los recursos existentes para dar soluciones y producir el cambio.

Primeramente se hace un acercamiento a la persona con el problema de adicción mediante una entrevista inicial acerca de los distintos aspectos de las personas, tomando al individuo como un ser que se relaciona en la sociedad, ahonda en los factores internos, familiares y sociales que entrelazados o aislados son detonantes para que la persona desarrolle dependencia al consumo de estas sustancias.

Acción para trabajar detonantes

A partir de la detección de estos factores, se determina una línea de acción para trabajar estos detonantes, ya sea de manera individual, grupal o familiar. Pretende facilitar un cambio en los problemas de personalidad, sustituir sensaciones negativas por positivas, proporcionando los medios para alcanzar firmeza, bienestar, confianza y seguridad en sí mismo mediante un plan de tratamiento individual, flexible y acorde a las potencialidades y necesidades de cada usuario.

La participación en grupos con personas que hayan pasado por situaciones similares o compartan mismas experiencias relacionadas ayuda a que la persona en tratamiento no se sienta juzgada y por el contrario, encuentre apoyo y entendimiento por parte de sus compañeros, lo que se constituye en un aspecto fundamental en el proceso de rehabilitación de adicciones ya que esto contribuye a erradicar el estereotipo social en torno a las personas con adicción.

Por otro lado, se busca las redes apoyo con las que cuenta la persona, estas pueden ser parientes consanguíneos o no, cualquier persona que le brinde cualquier tipo de apoyo. Este aspecto es el más importante a trabajar, ya que es el ambiente inmediato en que se desenvuelve la persona con adicciones y se constituye la principal red de apoyo.

De este modo, el quehacer radica desde la prevención al actuar sobre las causas que originan la adicción e intentar erradicar la aparición o manejo de estas amenazas.  Además desde la rehabilitación y reinserción a la vida social ya que interviene en el punto donde la las personas se desarrollan socialmente.

Dimisión

Asi dentro de sus tareas específicas se encuentra la dimisión socioeducativa, familiar, relacional y tiempo libre, fomentando y respetando la autonomía y desarrollo independiente de la persona para que esta se movilice con sus propios recursos y sea capaz de manejar o modificar situaciones en el futuro y toma de decisiones.

Facebook
Twitter
LinkedIn